Skip to main content
BellaVei

Consejos para el cuidado de la piel en invierno con BellaVei

Para muchas personas, los días claros y fríos del invierno traen algo más que un brillo rosado a las mejillas. Además, aportan sequedad incómoda para la piel de la cara, las manos y los pies. La piel tan seca da lugar a la descamación y agrietamiento. La calefacción también contribuye a que la piel se seque más. No importa si calientas tu casa con aceite, madera o electricidad. La piel se seca. Es por ello que hemos elaborado estos consejos para mantener la piel esplendida junto con los productos de BellaVei.cremas bellavei

Lo primero que hay que hacer para tratar la piel

Es bueno consultar con esteticista o un dermatólogo alguna vez en tu vida. Un especialista, puede analizar las características de tu piel, solucionar problemas de tu régimen de cuidado de la piel actual, y te dará asesoramiento para usar esos productos que realmente puede beneficiar a tu piel. Pero eso no quiere decir que tendremos que aguantar la compra de productos de gama alta. Los productos de BellaVei son de excelente calidad y tienen un precio accesible. Hay muchas marcas que cobran sus productos solo por el nombre de la marca y su calidad puede dejar mucho que desear.

Es posible que hayas encontrado una crema hidratante que funciona muy bien en primavera y verano. Pero a medida que cambian las condiciones climáticas, también hay que cambiar la rutina de hidratación de la piel. La crema hidratante antienvejecimiento de BellaVei crea una capa protectora para que la humedad permanezca por más tiempo en la piel.

Consejos para la piel con las cremas BellaVei

Lo primero que hay que hacer es limpiar la cara con el limpiador facial de BellaVei. Este limpiador elimina todas las impurezas que se encuentran en la piel, sin lastimarla. Además la prepara para que se ponga más receptiva para las cremas humectantes. Después se debe aplicar la crema hidratante para utilizar durante el día. Por las noches se recomienda el uso del complejo antiarrugas para que la piel se repare mientras descansamos.

El protector solar no es sólo para el verano. El sol de invierno – en combinación con el resplandor de la nieve – puede dañar tu piel. Trata de aplicar un amplio espectro de protección solar en la cara y las manos (si están expuestas) alrededor de media hora antes de salir. Vuelva a aplicar con frecuencia si te quedas fuera mucho tiempo.

La piel de las manos es más delgada que en la mayoría de las partes del cuerpo y tiene menos glándulas sebáceas. Eso implica que será más complicado conservar las manos hidratadas, especialmente en clima frío y seco. Esto puede conducir a picazón y agrietamiento. Por eso, al salir debes usar guantes. Puedes usar los de algodón, para evitar cualquier irritación que los guantes de lana podrían causar.

Los sistemas centrales de calefacción liberan aire seco y caliente en toda nuestra casa y oficinas. Los humidificadores reciben más humedad en el aire, lo que ayuda a evitar que su piel se reseque. Instala diversos humidificadores pequeños en tu hogar; estos ayudan a dispersar la humedad de manera más uniforme.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cookies

Las cookies nos habilitan a guardar informaciones de forma anónima para optimizar la experiencia de usuario. Puede conocer más detalles sobre las cookies en este link, si sigue navegando acepta el uso.

ACEPTAR
Aviso de cookies